Zoar

salvMoisés Suárez. Escribo este texto no día internacional da poesía, os cabalos da foto son salvaxes e o destino píntano eólico. Galiza énchese de aspas zoando no ar porque o futuro require enerxía eléctrica. Nun pasado que foi futuro requiriu petróleo, noutro presas, noutro minas. Os futuros énchense de enerxía porque o capital necesita movemento para non fracasar. A natureza xa non é natureza: son parques, espazos e concesións temporais para especular.

O zunido das aspas, como o das abellas, encírranos a bailar as súas danzas. Mortos xa, un son monocorde acompáñanos cara a outra dimensión.

O ceo énchese da tolemia dos muíños. Do brúo que serpea no cavorco dos suicidas. Foxen os coellos, recúan os lobos. Tocan a defunto os ferros que se ceiban das xigantes maquinarias.

Escribo isto no día dedicado á poesía. Miña nai aventada polo alzhéimer ensíname o reloxo e pídeme que lle diga que hora marca. As seis menos cinco. Ves, dime, este reloxo está mal, se o miras, dentro dun pouco xa marca outra hora.

Un goberno dita leis protexendo uns espazos naturais. Ao mesmo tempo declara eses espazos como aptos para o uso de parques eólicos que acabarán coa paisaxe e a natureza protexida

Escribo no día da poesía. O futuro é eólico. As bestas salvaxes.

3 comentarios en “Zoar

  1. Moisés:
    Sí, héroes, aunque solo sea por un día con tal de salvar el “pellejo”, en una sociedad convulsa que, poco a poco, entre unos y otros la están aniquilando.
    Bella Arzúa, localidad conocida por las excelencias de su queso, entre otras cosas.
    Un cordial saludo.

  2. Cierto Moisés:
    Hoy la naturaleza ya no es naturaleza. La mano del hombre, poco a poco, la va haciendo desaparecer.
    La deforestación y los grandes incendios destruyen los bosques, la invasión urbanística y la contaminación mata los manglares. Se comenta que en los últimos 50 años, la mitad de los manglares han desaparecido.
    ¡Qué razón tiene tu madre al decirte que el reloj está mal!, porque si lo miras dentro de un poco, ya marca otra hora.
    El tiempo no perdona, transcurre implacable, y el hombre, en su loca carrera para ganarle “tiempo al tiempo”, no se da cuenta de que nadie puede adelantar, ni retrasar, las agujas de ese reloj. Es así, Moisés, no hay otra salida. Ya ves como está el panorama actual: guerras, pandemias, inundaciones, volcanes vomitando lava; asesinatos en las familias, en plena calle, violaciones, etc.

    Aunque con cierta tristeza, me ha gustado Zoar, porque es la realidad de lo que, hoy, tenemos

    Mi recuerdo desde Palmeira.

    1. Así es Naty. El texto lo escribí hace un año y desgraciadamente las cosas no van a mejor. AL contrario. Hoy el optimismo parece casi una hazaña. Pero estamos hechos para ser héroes como decía Bowie. Saludos desde el interior Arzuano.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Podes utilizar estas etiquetas e atributos HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>